El mayor "olvido" de la historia




Una vez ajustadas las cuentas históricas con la propaganda francesa tras la derrota de Rocroi, ahora le toca el turno a un hecho inexplicablemente olvidado por la mayoría de los profesionales y, no digamos ya, de la plebe mediática actual. Nos estamos refiriendo a la contra expedición inglesa de 1589 a las costas del imperio felipino que se saldó con un tremendo fracaso. Tan grande que superó incluso a los de la Felicísima Armada, mal llamada "Invencible" por los propios anglos. Y sólo un año después...


El éxito inglés estuvo en el soterramiento panfletario posterior de esta sonorísima derrota que ha llegado incluso hasta nuestros días. Y deseo que no persista el conjuro de Albión tras la publicación, hace escasas fechas, de este estudio original, puntero y quebrantador de la historiografía "hagiográfica" inglesa. The English Armada como la titulan ellos, fue una campaña seguramente bien pensada pero, mucho más seguro, mal organizada y peor ejecutada por sus jefes principales.


La primera parte del libro de Luis Gorrochategui Santos trata, brevemente, de la Armada patria vencible por los vientos, mares y dificultades en el embarque de las tropas de Flandes. Nos interesa lo que viene después en su segunda parte (siempre serán buenas, si son de este calado histórico), donde narra en 283 páginas todo el desarrollo del desastroso contraataque inglés a nuestras costas.


Termina con los sucesos posteriores, favorables en líneas generales a la Corona española (salvo el segundo ataque-saqueo de Cádiz) y un demoledor Epílogo donde la deformación y los paradigmas sacros de Albión quedan palmariamente al descubierto. Edición en tapa blanda flexible y buen papel del Ministerio de Defensa (precio ¿algo excesivo?). La ocasión, el redescubrir un vapuleo terrestre-naval con tinte hasta rocheliano, lo merecía para un servidor de la ignorancia.


OZYMANDIAS


Novela de un novelista que escribe una novela....


Niños feroces
Lorenzo Silva
Fecha de publicación: 20/09/2011
ISBN: 978-84-233-4510-6


El título del artículo no pretende ser la conocida convergencia al infinito sobre el escritor que escribe sobre un escritor que a su vez escribe..., sino que es la trama de este nuevo libro que nos ofrece Lorenzo Silva; Lázaro, un profesor de literatura se fija en alumno suyo, también llamado Lázaro para guiarle en la composición de una novela basada en hechos reales. Para ello, tras llevarle con el al entierro de Jorge García Vallejo, un anciano ex divisionario, pone a su disposición toda la información que sobre el combatiente ha recopilado desde que 20 años atrás conoció al ex combatiente.

Podemos pensar que la División Azul es un tema de moda, y no solo en Intereconomía, pero no por eso deja de tener "Niños Feroces" interés como novela histórica. El hilo conductor del libro, con el profesor aportando documentación y consejos al alumno, no solo le muestra al lector una historia novelada sobre los españoles División Azul y los que, tras la retirada de este, decidieron seguir combatiendo por el III Reich, sin que además trasmite ciertos consejos para todo novelista histórico o biógrafo.

El profesor no solo le proporciona al alumno los testimonios del combatiente y la bibliografía con la que puede contrastarla, sino que lo hace por orden, eligiendo cómo debe el alumno descubrir una historia poco a poco y es así como también la descubrirá el lector. También le advierte de cómo manejar la bibliografía y así como le facilita las memorias de Miguel Ezquerra, también le dice que lo lea con cuidado ya que mezcla los hechos reales con otras fantasías. Menos crédito aún le da a los testimonios de León Degrelle.

Otro objetivo que pretende el profesor es que su joven alumno sienta la historia que va a escribir (historia por la que nunca antes se había interesado), para ello hace varias cosas. Una es llevarle de viaje a varios lugares por donde Jorge pasó. No llega a llevarle a San Petersburgo (entonces Leningrado) ni a los bosques de Krasny Bor, pero si a la frontera pirenaica, a varios lugares de Francia y, finalmente a Berlín, donde Jorge, ya como sargento del las Waffen-SS combatió durante los últimos días del III Reich (cuando al frente oriental se llegaba en metro) coincidendo allí con un joven llamado Günter Grass. Los lugares tienen alma, afirma el profesor, metáfora que a fe mía es muy cierta. También le lleva a visitar a combatientes de guerras posteriores, concretamente de la guerra de Irak para que su alumno cuente con testimonios de guerra, que si bien son de otra época, les puede buscar paralelismos. También con la intención de que el alumno establezca paralelismos, el profesor le da unos DVDs de películas bélicas ambientadas en guerras posteriores con un denominador común: los soldados son todos muy jóvenes. Sin embargo aquí encuentro un fallo no si atribuible al autor o al personaje que ha creado: todo ese material se refiere a guerras posteriores a los sucesos, nunca anteriores. Así al extrapolar parece que lo hace como si la historia bélica empezase en la segunda guerra mundial y las referencias del trabajo final del alumno a conflictos anteriores son muy escasas.

El autor se ha documentado bien. Durante el relato recomienda bibliografía ya publicada sobre el tema y en los agradecimientos señala las personas con las que se ha entrevistado; Carlos Caballero Jurado entre ellos. Cabe destacar que en el episodio de los últimos combates en Berlin precisa mas el armamento utilizado que Antony Beevor en su monografía sobre el tema.

La obra es reciente. Para los que no quieran esperar a que se publique en edición de bolsillo recomiendo la edición digital a la que ahora me estoy acostumbrarlo. Es el primer libro que leo en este formato mediante un e-reader y sobre estos aparatos hablaré en otra entrada cuando lo tenga mas experimentado.

Cedo ahora la palabra al autor para la presentación de su libro: